Marfil

    Llamamos marfil a una sustancia similar al hueso pero con distinta textura, es más dura, más compacta y pesada, mas blanca y puede ser pulida para obtener una superficie brillante. En realidad son dientes de elefante que se diferencian de los de otras familias y/o especies de vertebrados, por su forma, su tamaño y por algunos de sus componentes. Como todos los dientes tienen una parte denominada dentina compuesta por fluorapatito y una parte superficial, el esmalte cuya tonalidad nos va a servir para diferenciar su procedencia.

    Una característica importante como veremos más adelante es que contienen más cantidad de elastina, por lo que es menos susceptible de romperse.

   Aunque también se aprovechan los dientes de otros vertebrados como la morsa o el narval, generalmente asociamos el marfil a la defensa del elefante macho principalmente, ya que en África ambos sexos tienen defensa pero en Asia no es así.

   Siempre se habló de colmillos cuando en realidad son incisivos modificados e implantados en los huesos intermaxilares. En algunas especies llegan a medir 3m y a pesar 90kg aunque lo normal es que alcancen no más de 2m y de 35 a 50kg. Su forma es la de una media circunferencia y están huecos de un tercio a la mitad de su longitud

ScreenHunter_523 Nov. 18 18.00

     A parte del tamaño, el hecho de tener más elastina que el resto de las vertebrados, convierte a los incisivos de elefante en un material idóneo para la talla de objetos ornamentales    como cajas, figuras, peines, empuñadoras de paraguas, bastones, botones, camafeos…etc. y en especial para fabricar bolas de villar, ya que la elastina hace que sufran menos        desgaste que las fabricadas con otros materiales. Su contenido en elastina también fue considerada una característica importante para la fabricación de teclas de piano por la    reverberación que otorgan al sonido. Su alta demanda junto con la aparición de armas de fuego provocó un verdadero holocausto para los elefantes a partir del siglo XVIIII.

   El mejor marfil es el de elefante africano, que se conoce como marfil verde de Zambia o de Guinea, es bastante duro, de grano fino y apretado, traslúcido y tiende a palidecer    con los años.

   El marfil asiático lo vamos a encontrar en la India o Ceilán, procede de una especie domesticable al contrario que el africano que es salvaje. En el elefante asiático los incisivos  son más pequeños, el marfil es más blando, más rosado y tiende a amarillear con los años, está considerado de inferior calidad.

   Lo que supuso una verdadera tabla de salvación para estos animales ha sido la aparición de cementerios de sus antepasados los mamuts, principalmente en Siberia en la  vecindad del Lena y otros ríos que desembocan en el océano Ártico, en donde se encontraron verdaderas minas de colmillos ya fósiles.

  No es fácil encontrar una explicación para este hallazgo, por lo que se supone algún tipo cataclismo repentino que transformó regiones enteras en inmensos cementerios.

                 ScreenHunter_514 Nov. 18 17.34                                                               ScreenHunter_519 Nov. 18 17.42                                                                               ScreenHunter_516 Nov. 18 17.37

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s